Lun - Vie : 11:00 - 20:00
Calle Castelló nº22. Madrid. 28001.

PACIENTES ONCOLÓGICOS Y MICROPIGMENTACIÓN - Ladymagen
19
Ene

PACIENTES ONCOLÓGICOS Y MICROPIGMENTACIÓN

Micropigmentación en pacientes con cáncer

Uno de los mayores impactos que generan los tratamientos oncológicos es la caída del pelo, que afecta también a las cejas y a las pestañas. Aunque en la mayoría de los casos el pelo vuelve a crecer después de un tiempo, el cambio físico que supone la caída del cabello afecta de manera negativa a la autoestima de los pacientes. La micropigmentación en pacientes con cáncer es una de las soluciones que nos aporta el mundo de la estética para este problema y, además, también se puede aplicar en casos de reconstrucción mamaria para disimular las cicatrices y reconstruir el pezón.

 

¿Qué aporta la micropigmentación en pacientes con cáncer?

La micropigmentación puede ayudar a los pacientes con cáncer a disimular la caída del pelo en las cejas y las pestañas y, al mismo tiempo, se puede utilizar para camuflar cicatrices y dibujar la areola tras una reconstrucción mamaria.

 

Micropigmentación de cejas y pestañas

Las cejas y las pestañas son uno de los rasgos más importantes en el rostro de una persona, ya que nos aportan expresividad e influyen en la intensidad de la mirada. Gracias a la micropigmentación es posible recuperar esa expresividad mientras dura el tratamiento contra el cáncer sin tener que preocuparnos por maquillarnos la zona a diario.

Lo recomendable es realizar la micropigmentación antes de someterse a un tratamiento oncológico, ya que está contraindicada mientras dure dicho tratamiento y de esta forma también evitamos que el cambio de imagen sea tan brusco. Los pigmentos se introducirán detrás de los pelos de las cejas para que no se produzca un efecto de doble ceja en el que momento en que vuelvan a crecer. Algo similar ocurre con las pestañas. En este caso, se crea un sombreado en el contorno de los ojos a través de pequeños puntos para obtener un efecto lo más natural posible.

 

Micropigmentación tras una reconstrucción mamaria

El procedimiento es similar al de los tatuajes de pezón que ya han comenzado a realizarse en la sanidad pública, aunque en el caso de la micropigmentación el efecto no es permanente. La pigmentación de la areola se realiza una vez que ha finalizado la cirugía reconstructiva y después de haber seleccionado el color, que será lo más parecido posible al que tenía antes la paciente. Los resultados obtenidos suelen ser muy naturales, algo que sin duda contribuye a que las pacientes vuelvan a sentirse a gusto con su cuerpo.

 

Antes de someterte a un tratamiento de micropigmentación debes asegurarte de ponerte en manos de profesionales convenientemente preparados y de hacerlo en un centro que cuente con todas las garantías sanitarias. Recuerda también la importancia de cuidar el pelo tras el tratamiento oncológico para retrasar al máximo su caída y asegurarnos de que vuelva a crecer fuerte y sano una vez finalizado todo el proceso.

Gracias a todos por apoyar cada día a los pacientes oncológicos y desde LADYMAGEN, queremos invitaros a probar nuestros tratamientos con una prueba gratuita.

Feliz fin de semana!